Es aquel producto de primera calidad pero no tiene ningún acabado adicional especial, es decir; no es pulido o rectificado.