Se debe respetar la cantidad de agua especificada en el empaque, para el mezclado se recomienda utilizar un mezclador mecánico.


Una vez realizada la mezcla, se debe dejar reposar por unos 5 minutos y nuevamente mezclar. Para la colocación se debe usar llanas dentadas en base al espesor y formato de la baldosa. Colocar el mortero en el sustrato, extenderlo y con la parte dentada de la llana con una inclinación de 45° realizar unos trazados horizontales de acuerdo al tamaño de la baldosa, luego; colocar una capa fina de pegante con el lado liso de la llana (doble encolado). Una vez realizado se procede a pegar la baldosa. Efectuar leves movimientos hasta asentarla completamente usando un martillo de goma.