Son los espacios que se dejan en una colocación de revestimientos cerámicos, sirven para absorber las dilataciones; evitando fisuras o levantamientos de las piezas.