La diferencia radica en su composición química, el cemento no retiene agua, es decir se empieza a secar y en consecuencia empieza a perder su fuerza de adherencia, en cambio el pegante en su composición adicional al cemento se agregan aditivos que ayudan a la retención de agua, a la plasticidad y a un nivel mayor de adherencia.


Existen distintos tipos de pegantes que se acoplan a los distintos tipos de revestimientos. Es importante colocar el pegante adecuado ya que estos son elaborados en base a las características de absorción del revestimiento.